MÁS ALLÁ DE LA FE CIEGA


Más allá de la fe ciega: Razones para creer que Jesucristo es el único Dios


Si eres creyente en Cristo, te invito a leer mi entrada de hoy, para descubrir si tu fe está basada en algo más allá de una creencia “a ciegas”, o está fundada en algo verdaderamente sólido. Es muy peligroso “creer por creer”, es decir, no tener la más mínima idea de saber en qué crees. “Soy cristiano porque mis papás lo son”. “Desde chiquito(a) me llevaban a la iglesia”. “Voy porque el grupo de jóvenes se pone divertido”. ¡NO! Necesitamos fundar nuestra fe en la Roca. Saber en qué creemos, y por qué creemos.




La Revelación de Dios al hombre


Debemos buscar en el horizonte de la historia para ver si hay indicios de la revelación de Dios. La pista más relevante la encontramos en una pequeña villa palestina, en la que hace aproximadamente 2000 años nació un niño en un establo. Su nombre es Jesús. Cerca de 2000 años después, la humanidad sigue celebrando este acontecimiento.


“Es imposible para nosotros saber si Dios existe o cómo es Él, a menos que Él decida revelarse a sí mismo.”

¿Quién es Jesús?


A sus 30 años de edad, Jesús comenzó de manera pública su ministerio, cuyo destino sería la transformación de la humanidad y un cambio en la historia.


No es oculto el hecho de que las personas lo escuchaban con gusto y gran atención.

Así que los judíos redoblaban sus esfuerzos para matarlo, pues no sólo quebrantaba el sábado, sino que incluso llamaba a Dios su propio Padre, con lo que él mismo se hacía igual a Dios.

Mateo 7:28-29 (NVI)

Jesús proclamó ser el Hijo de Dios


Jesús hizo de su identidad el punto central de sus enseñanzas.


Él se hizo identificar no como un maestro o como un profeta, sino como el Hijo de Dios, esto es, como Dios mismo.

Así que los judíos redoblaban sus esfuerzos para matarlo, pues no sólo quebrantaba el sábado, sino que incluso llamaba a Dios su propio Padre, con lo que él mismo se hacía igual a Dios.

Juan 5:18 (NVI)

¿El Hijo de Dios?


Jesús reclama atributos que sólo Dios posee, como el perdonar los pecados. (Mateo 9:1-8)


Jesús explícitamente declaró ser el Hijo de Dios en más de una ocasión. (Marcos 14: 61-64; Juan 8:54, 10:30)



Entonces…



De acuerdo con las palabras de Jesús:

  1. Verlo es ver a Dios.

  2. Creer en Él es creer en Dios.

  3. Recibirlo es recibir a Dios.

  4. Honrarlo es honrar a Dios.

  5. Odiarlo es odiar a Dios.


Si analizamos las aseveraciones de Jesús, encontraremos sólo 4 opciones:

  1. Jesús era un MENTIROSO

  2. Jesús era un LUNÁTICO

  3. Jesús era una LEYENDA

  4. Jesús decía la VERDAD



¿Cómo conocemos que Jesús dijo la verdad?


El solo dicho no basta. Si alguien testifica en su favor, tal testimonio carece de validez. Requiere pruebas, y las pruebas están en los hechos.


Tú te presentas como tu propio testigo —alegaron los fariseos—, así que tu testimonio no es válido. —Aunque yo sea mi propio testigo —repuso Jesús—, mi testimonio es válido, porque sé de dónde he venido y a dónde voy. Pero ustedes no saben de dónde vengo ni a dónde voy.

Juan 8: 13-14 (NVI)

¡Jesús efectuó las obras de su Padre!

pero Jesús les dijo: —Yo les he mostrado muchas obras irreprochables que proceden del Padre. ¿Por cuál de ellas me quieren apedrear? —No te apedreamos por ninguna de ellas sino por blasfemia; porque tú, siendo hombre, te haces pasar por Dios. —¿Y acaso —respondió Jesús— no está escrito en su ley: “Yo he dicho que ustedes son dioses”? Si Dios llamó “dioses” a aquellos para quienes vino la palabra (y la Escritura no puede ser quebrantada), ¿por qué acusan de blasfemia a quien el Padre apartó para sí y envió al mundo? ¿Tan sólo porque dijo: “Yo soy el Hijo de Dios”? Si no hago las obras de mi Padre, no me crean. Pero si las hago, aunque no me crean a mí, crean a mis obras, para que sepan y entiendan que el Padre está en mí, y que yo estoy en el Padre.

Juan 10:32-38 (NVI)

Las credenciales de Jesús

Jesús tuvo una vida 100% libre de pecado. El calibre de su vida fue tal que incluso retó a sus enemigos a demostrar su culpabilidad. Sus discípulos enfáticamente enunciaron esta verdad.



¿Quién de ustedes me puede probar que soy culpable de pecado? Si digo la verdad, ¿por qué no me creen?

Juan 8:46 (NVI)

Él no cometió ningún pecado, ni hubo engaño en su boca.

1 Pedro 2:22 (NVI)

Incluso Pilato, su juzgador, no titubeó en decir que Jesús era inocente de toda acusación. El soldado romano que lo contempló en la cruz tras su muerte comprendió que Él era Hijo de Dios.




Entonces Pilato declaró a los jefes de los sacerdotes y a la multitud: —No encuentro que este hombre sea culpable de nada.

Lucas 23:4 (NVI)

Cuando el centurión y los que con él estaban custodiando a Jesús vieron el terremoto y todo lo que había sucedido, quedaron aterrados y exclamaron: —¡Verdaderamente éste era el Hijo de Dios!

Mateo 27:54 (NVI)

Cristo demostró tener poder sobre las fuerzas naturales. Fuerzas cuyo autor es Dios. Jesús transformó agua en vino, alimentó a más de 5,000 personas con sólo 5 panes y 2 peces. Regresó de la muerte a más de una persona. Sus enemigos no pudieron dejar de notar este poder.

Ellos estaban espantados y se decían unos a otros: —¿Quién es éste, que hasta el viento y el mar le obedecen?

Marcos 4:41 (NVI)

Si lo dejamos seguir así, todos van a creer en él, y vendrán los romanos y acabarán con nuestro lugar sagrado, e incluso con nuestra nación.

Juan 11:48 (NVI)

Indubitablemente, la mejor credencial de Jesús para autentificar sus declaraciones de deidad fue Su resurrección. Cristo predijo 5 veces su muerte y resurrección al tercer día. Su palabra fue cumplimentada al pie de la letra, sin fallar.


Si Jesucristo resucitó, podemos saber fehacientemente que Dios existe, cómo es Él y también cómo podemos conocerle.

La resurrección

La resurrección de Cristo es el pilar de la fe cristiana. Ciertamente sin ella, el cristianismo es únicamente una ideología sin sustento, careciente de validez objetiva y realidad. ¡A Dios gracias por la veracidad de Su resurrección!

(1 Corintios 15:4, 12-14)

Muerte y sepultura de Jesús


La crucifixión fue un evento público, i.e., fue presenciado por un sinnúmero de personas. Su duración se extendió por varias horas. Al ser sepultado, el cuerpo del Señor fue envuelto en lino e introducido a una tumba de roca sólida, cuya entrada fue asegurada por una piedra de 2 toneladas.


Al tener previo conocimiento de la resurrección, se dispuso una guardia de soldados romanos para que custodiaran la tumba. Un edicto romano declaraba la tumba como parte del ager romanus (patrimonio romano).

Al día siguiente, después del día de la preparación, los jefes de los sacerdotes y los fariseos se presentaron ante Pilato. —Señor —le dijeron—, nosotros recordamos que mientras ese engañador aún vivía, dijo: “A los tres días resucitaré.” Por eso, ordene usted que se selle el sepulcro hasta el tercer día, no sea que vengan sus discípulos, se roben el cuerpo y le digan al pueblo que ha resucitado. Ese último engaño sería peor que el primero. —Llévense una guardia de soldados —les ordenó Pilato—, y vayan a asegurar el sepulcro lo mejor que puedan. Así que ellos fueron, cerraron el sepulcro con una piedra, y lo sellaron; y dejaron puesta la guardia.

Mateo 27:62-66 (NVI)

A pesar de la abrumadora vigilancia, el cuerpo desapareció a los tres días.

¿Coincidencia?

La única explicación plausible acerca de la tumba vacía es la auténtica resurrección.

Un Dios que puede ser conocido


Si Jesucristo regresó de entre los muertos, demostrando así que es Dios, ¡significa que Él vive hoy! El desea ser conocido y entrar en las vidas de las personas.

Mira que estoy a la puerta y llamo. Si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré, y cenaré con él, y él conmigo.

Apocalipsis 3:20 (NVI)

Debido a que Jesús cargó en la cruz con nuestros pecados, Él nos ofrece perdón, aceptación y una relación genuina con Dios. Salvación y redención gratuitas.




Espero que esta entrada te haya ayudado a encontrar solidez y fortaleza en tu fe. Dios quiere que creamos en Él no a ciegas, sino que le conozcamos a profundidad, íntimamente. Que seamos uno con Él.

¡Dios te bendiga!


Entradas Recientes
Entradas
Sígueme
Búsqueda por Etiquetas
Archivo
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square